Inicio Opinión Opinión: Feria …. ¿Modelo?

Opinión: Feria …. ¿Modelo?

Compartir
Héctor Binimelis Greene

A veces desconcierta y causa desazón la actitud de algunas personas. Dejamos de actuar o de decir, solo porque sí. ¿Para qué lo vamos a hacer, si nadie lo hace? Nadie exige, no lo hago, ¿Por qué lo voy a hacer? ¿Por qué debería solicitar el cumplimiento de una norma u ordenanza si le puedo endosar la responsabilidad a otro? Son tiempos de elecciones…. En fin. Estas reflexiones que pueden ser adecuadas para muchas de nuestras realidades locales, serán utilizadas en esta columna de opinión para el análisis de la realidad de una institución que caracteriza a nuestra sociedad: las Ferias Libres.

La Feria de Santa Cruz es, además de un lugar de compras, un paseo y un lugar de encuentro, en especial los días domingo. Se advierte una armonía entre feriantes y clientes, con altos niveles de empatía y fuertes lazos establecidos a lo largo de años de relación comercial.

Además, se cuenta con una amplia y variada oferta de todo tipo de productos: Plantas de Interior, Huevos, Artículos de Paquetería, Artículos de Ferretería, Juguetes, Ropa y Accesorios, Plásticos, Tapices, Lanas y muchos más. Se agregan Frutas y Hortalizas, Pescados y Mariscos, frescos y sanos que compiten, y por ahora ganan la batalla, a los supermercados.

Considerando esos factores, el año 2014 en conjunto con el Sindicato de Feriantes de Santa Cruz, y con el activo apoyo del municipio local, presentamos un proyecto al Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC), para co-financiar la inversión en modernos y funcionales puestos que generaran mejores condiciones laborales, una mejor atención a los clientes y poder homogenizar la presentación de la Feria, en la búsqueda de llegar a ser una Feria Modelo.

El monto involucrado, sumando el aporte de cada uno de los postulantes, superó los 34 millones de pesos.

Ante el éxito de la iniciativa, el año 2015, presentamos un segundo proyecto, también para puestos y otras inversiones (mesones, conservadoras de alimentos, generadores, entre otros). Esta vez el monto involucrado ascendió a algo más de 44 millones de pesos.

Hasta ahí todo bien. Pero ahora nuestra decepción es total. Inicialmente, gran parte de la feria, en especial el día domingo, mostraba un aspecto espectacular, puestos homogéneos y ordenados; ejemplo para ferias de comunas vecinas y orgullo para Santa Cruz. Con el paso de los meses, cada vez son menos los feriantes que utilizan estas estructuras. Las razones son variadas. Los responsables también.

Analicemos las posibles causas, aunque podremos concluir que se ve como un círculo vicioso, con relación causa – efecto.  Volvemos al viejo dilema ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?

Veamos. Existe una Ordenanza Municipal para Ferias Libres que direcciona (o debiera hacerlo) todas las actividades respectivas. Es la autoridad la que debe hacerse responsable por su cumplimiento. Entiendo que es labor del H. Concejo Municipal, a través de una “Comisión respectiva” ….  Hasta ahora nada. Alguien no está haciendo su pega, pese a reiteradas solicitudes en tal sentido.

Se debe indicar que existe un compromiso ante la Asamblea de Feriantes de exigir la instalación de los puestos asignados. Su no cumplimiento “podría llegar a ser causal de revocar patente o permiso” (sic).

Por otra parte, y no menos importante, está el compromiso de cada uno de los feriantes. Si bien se reconoce la frustración de algunos al ver que otros no lo hacen, no debe ser causal de dejar de instalar los puestos. Al contrario, debemos seguir luchando por ser los mejores. Tampoco es razón valedera, que la autoridad no exija el cumplimiento de la ordenanza.

Todos los involucrados asumimos un compromiso de poder transformar nuestra feria en un lugar cada vez más agradable para los clientes, más ordenada y de fácil acceso.

No podemos solo esperar que la autoridad cumpla con su labor sin involucrarnos en forma directa. Debemos entender que los negocios hoy en día son cada vez más competitivos y con crecientes exigencias de los clientes.

A ello se agrega que está por promulgarse la nueva Ley de Ferias Libres que trae consigo cambios relevantes en la gestión de ellas; además ya está abierto el Concurso de Modernización de Ferias Libres de Sercotec para el año 2016.

¿Cómo podríamos pensar en postular nuevamente este año, sino hemos sido capaces de ejecutar en forma adecuada los proyectos anteriores?

Ahora será el momento en que todos se echen la culpa entre ellos. La Primera Autoridad al H. Concejo Municipal, y viceversa. El Municipio a los Feriantes, los Feriantes al municipio. En fin.

Es de esperar que nos juntemos todos, asumamos cada uno de nosotros la responsabilidad y compromiso contraídos y actuemos en forma conjunta para la solución respectiva. Estamos contra el tiempo, podemos hacerlo.

Héctor Binimelis Greene
hbinimelis@gmail.com