Inicio Noticias Educación Alumnos con gratuidad de la U. de O’Higgins visitan por primera vez...

Alumnos con gratuidad de la U. de O’Higgins visitan por primera vez dependencias universitarias

Compartir

Luego de desayunar y compartir sus experiencias junto al Seremi de Educación, Hernán Castro, el Rector Rafael Correa y otras autoridades de la casa de estudios y el Mineduc, los jóvenes se trasladaron hasta la sede de la UOH en Rancagua –  ex Hospital Regional –  en donde conocieron las dependencias, constataron el estado de avance de las obras, ingresaron a las aulas, dialogando con directivos y académicos del inicio del año, el cual está programado para el próximo 13 de marzo.

Luego del anuncio que hiciera la Ministra de Educación, Adriana Delpiano durante esta semana, informando que a febrero del 2017 se entregaron 164.170 beneficios estudiantiles para educación superior – Gratuidad, Becas y créditos del Fondo Solidario – a lo largo del país, se han ejecutado una serie de encuentros entre alumnos y representantes del Gobierno.

En el caso de O´Higgins, la Gratuidad favoreció a 4.896 estudiantes en primera instancia; lo que significa que entre 2016 y 2017, cerca de 7 mil jóvenes podrán cursar su carrera en universidades, centros de formación técnica e institutos profesionales adscritos a la Gratuidad para la educación superior con financiamiento estatal completo.

“Como Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y Ministerio de Educación, estamos tremendamente contentos de poder iniciar actividades con la UOH y también, por contar con un importante número de alumnos con Gratuidad. Esto refleja los esfuerzos que como país estamos haciendo con una política que –  de verdad –  va a impactar. Cuando se habla de Gratuidad, hablamos del término del sesgo de cuna, de oportunidades, de justicia social y de tener un país más solidario, justo y democrático”, indicó el Secretario Ministerial Hernán Castro, quien agregó: “Si no hubiese estado la universidad en la región, lo más probable es que estos talentos se hubiesen perdido. Hoy escuchamos los testimonios de varios alumnos beneficiados con la Gratuidad y para ellos, efectivamente, esto es un tremendo aporte. Como país debemos sentirnos orgullosos porque ésta, va a permitir esa movilidad social con la que hemos soñado durante muchos años y posibilitará que jóvenes con talento accedan a educación superior en nuestra región”.

Por su parte y durante el encuentro sostenido entre los jóvenes y los convocantes, el Rector de la Universidad de O´Higgins, Rafael Correa, señaló: “Tenemos una felicidad enorme de podernos reunir y compartir un desayuno con estudiantes de todas las carreras de nuestra Universidad que fueron beneficiados con la Gratuidad. Ellos simbolizan lo más relevante de esta reforma, que permite a jóvenes de escasos recursos acceder a la educación universitaria de calidad, totalmente gratis. Este primer año, la Universidad de O`Higgins otorgará Gratuidad al 54% de sus estudiantes. Esa es una noticia maravillosa”.

Es importante reiterar que las cifras entregadas a la fecha, son sólo una aproximación, pues luego de las apelaciones y la segunda fase del FUAS que se extiende hasta el 20 de marzo – trámite indispensable para optar a los beneficios estatales para educación superior – más alumnos resultarán beneficiados con Gratuidad, becas y créditos. La inscripción se realiza en línea, a través de los sitios www.gratuidad.clwww.beneficiosestudiantiles.cl y www.fuas.cl ; en caso de no haber obtenido un resultado favorable y ya estén matriculados, podrán apelar hasta el día miércoles 8 de marzo – también completando un formulario vía internet – en los sitios gratuidad.cl y beneficiosestudiantiles.cl, para posteriormente enviar la documentación solicitada por correo o personalmente en las oficinas de Ayuda Mineduc.

Una vez terminado el desayuno, la quincena de jóvenes se trasladó junto a las autoridades hasta la sede de la UOH en Rancagua, lugar en donde comenzarán su año académico el 13 de marzo próximo. Durante la visita, pudieron conocer sus aulas donde iniciarán las clases, el entorno del lugar, conversaron con las personas a cargo de la ejecución de las obras, quienes les indicaron la ubicación exacta de las dependencias: servicios higiénicos, áreas verdes, salas de clases, casino, etc.

Primera Generación UOH

Pablo Manzor, Pedagogía en Educación Básica

Oriundo de Doñihue, egresó del Liceo Oscar Castro y trabaja a tiempo completo en un balneario del sector. Es el menor de 5 hermanos y una de ellas, es docente, quien pudo tener estudios universitarios a través de créditos estatales.

“Siento agrado y orgullo ser parte de este proceso (Gratuidad) porque es una ayuda fundamental para mí. Creo que es un premio al esfuerzo y a la vez, una meta que debo cumplir. Tal vez hubiese podido estudiar igual con alguna beca en caso de obtenerla, pero no cubriendo el 100% de la carrera como con la Gratuidad. La UOH me parece una excelente iniciativa del Gobierno, además está en mi región y no debo irme a vivir a otro ligar y quise ser parte de una universidad que está naciendo”.

Michelle González, Pedagogía en Educación Básica

Michelle dice ser una afortunada en su familia, pues a pesar de vivir sólo con su madre, quien es dueña de casa, será la primera profesional, gracias a la Gratuidad que le fue otorgada y a la ayuda económica que le brindan sus hermanos.

“Esta es una buena oportunidad de estudio para las personas que son más vulnerables y sobre todo las familias, pues son las familias las que se esfuerzan por pagarle los estudios a sus hijos. Podría haber podido estudiar, pero endeudando a mi mamá por muchos años con el CAE. Elegí quedarme en la región para estar cerca de mi familia y ni siquiera postulé a otra universidad; si no me iba bien, hacía un preuniversitario y volvía a postular a la UOH, pero era aquí o aquí”.

Felipe Donoso, Pedagogía en Inglés

Felipe vive en Santa Cruz con su madre y no tiene ningún tipo de contacto con su padre. Es ex alumno del IRFE y desde pequeño tuvo clara su vocación docente, pues una tía que es profesora lo llevaba a su trabajo y fue así como se cautivó con la docencia.

“Yo sabía que iba a tener la Gratuidad por la Beca Vocación de Profesor, además por mis capacidades cuando di la PSU; aun así, me emocioné cuando lo comprobé. Yo me vine a matricular y acá me informaron que tenía la Gratuidad. Esta universidad está al nivel de las mejores universidades; por lo tanto, no hay nada que envidiarles a las otras y siempre con una mirada hacia el futuro, se puede esperar que sea una de las mejores, pero hay que darle la oportunidad y tiempo”.

Angie Godoy, Ingeniería Civil

Angie, como en la mayoría de los otros casos, será la primera profesional en su familia. Su padre es camionero y su mamá, dueña de casa y tiene dos hermanos pequeños que aún no ingresan al sistema escolar.

“Esta es una oportunidad bacán; sobre todo para mis papás que son los más felices con esto porque antes no se veían estas cosas y tener Gratuidad es el paso para poder estudiar. Sin Gratuidad ser profesional lo veía lejano, igual habría estudiado, pero otra cosa en algún instituto porque los recursos no dan para pagar una carrera así de costosa”.

Mónica Escobar, Ingeniería Civil Eléctrica

A su corta edad, Mónica tiene la sabiduría que sólo los años dan para tomase con humor los obstáculos de la vida. Al ser consultada por los recursos con los que cuenta su familia, sonríe lanzando una carcajada y dice espontáneamente: “¡Con una antena!”.

“Aunque tengo un hermano que es profesional, vivo solo con mi mamá y nuestros ingresos provienen de una antena…. ¡Si! Porque arrendamos parte de nuestra casa en donde una empresa instaló una antena. Cuando supimos que me gané la Gratuidad, estábamos todos felices, yo grité y desperté e hice gritar a mi mamá, y gritó mi hermano y parecíamos locos todos. Aunque mi papá no esté, elegí una carrera que se supone es de hombres, por él, para seguir con una parte de él. Confío en la UOH porque es apoyada por la Universidad de Chile y así no tengo que irme de mi ciudad de origen”.

Paula Medel, Enfermería

Este caso, no dista mucho del resto. Paula reconoce sin vergüenza alguna que en su casa a veces hay, como otras no. Su mamá hace trabajos esporádicos de aseo y su único ingreso fijo es la pensión de alimentos que recibe por parte de su padre de $103.000.

“No tenía idea de cómo iba a estudiar; por eso cuando me dijeron que me ganaba la Gratuidad, me puse demasiado feliz. Mi única opción era el crédito y encalillarme por el resto de la vida, pero yo dije que sería profesional costara lo que costara y si tuve la opción de tener la carrera que de verdad quería y más encima en una universidad que está respaldada por otra tremenda universidad, no había mucho que pensar”.